Tupinambis rufescens


Tupinambis se mantiene realmente fácil en un terrario.

Es un lagarto omnívoro. Se alimenta de ratas pequeñas, ratones, insectos, huevos y fruta (el plátano les gusta mucho). El inconveniente de este animal es su tamaño, fácilmente llegan al metro de longitud y para una persona con poco espacio o poca experiencia en el manejo de animales grandes puede ser un problema

A lo largo de varios años hemos mantenido diferentes especies de Tupinambis y finalmente decidimos quedarnos con Tupinambis rufescens, creemos que es de las más tranquilas y bonitas dentro de este genero. Tupinambis marianae también es una especie muy interesante sobretodo porque entra en hibernación soportando temperaturas realmente bajas, siempre y cuando le proveamos de un refugio grande y confortable.

En nuestra experiencia Tupinambis marianae es más agresivo que Tupinambis rufescens, creo que esto también es importante tanto para su manejo como para el mantenimiento de varios ejemplares juntos en un mismo terrario, tanto babies como adultos.

Mantenemos Tupinambis rufescens desde verano del 2001.  La primeras cópulas se produjeron en abril del 2003, pero no fue hasta el 7 de Agosto del 2006 que obtuvimos nuestros primeros babies. Macho y hembra permanecieron juntos todo el año en el mismo terrario, no hibernaron pero si tuvieron descensos nocturnos de hasta 13ºC.

Durante el día manteníamos a los animales entre 26ºC-28ºC  con una bombilla de calor.

Queremos aprovechar al hablar de Tejus para hacer una mención muy especial a nuestro buen amigo Bert Langbertwerf (propietario de Agama Internacional), por su pasión y dedicación a los reptiles y especialmente a los tejus.

Fue él, uno de los responsables de que nosotros pudiéramos disfrutar en nuestros terrarios de estos magníficos animales que estuvo criando en su rancho en Alabama hasta su fallecimiento en 2008.